Entregamos Ondas de Color en El Pesebre

Entregamos Ondas de Color en El Pesebre

09/08/2017

  

Hoy entregamos a la comunidad el macromural Ondas de Color, propuesta artística liderada por el artista francés Tarik Bounani, el cual transformó 230 casas del barrio El Pesebre de Medellín, a través de un acompañamiento social, artístico y técnico brindado por la Corporación A Color, la Fundación Orbis – Pintuco y la Corporación Futuro para la Niñez, buscando embellecer la entrada por Occidente a la ciudad y actuar como estrategia constructora de sociedad.

zIMG_20170809_102432832
El poder de la transformación social, a través de color, ahora se vive en el barrio El Pesebre de Medellín. La Corporación A Color, la Fundación Orbis – Pintuco y la Corporación Futuro para la Niñez unimos talentos y recursos para gestionar la transformación con color y la apropiación de lo público.

Esta iniciativa parte de la Corporación A Color. Quisimos aportar al cambio y la transformación de la comuna 13 de Medellín a través del arte y la cultura. Este macromural es un regalo, una obra de arte que le hacemos a los habitantes del barrio El Pesebre y a la ciudad en general, el cual esperamos se convierta en un referente social y artístico”, sostuvo María Camila Diosa, precursora del proyecto.

A Color pinta El Pesebre, nombre que recibió el proyecto, facilitó mejores prácticas de convivencia a través de la identificación de los valores que caracterizan al barrio, fortaleció habilidades de interacción y trabajo comunitario por medio de la pintura y de la creación de un macromural, a cargo del artista francés Tarik Bounani, que embellece el barrio con base en los imaginarios colectivos.

Miguel Ayala, director de la Fundación Orbis, afirma que “la propuesta por la transformación del hábitat se ha convertido en el mecanismo de ejecución de inversión social de las empresas del Grupo Orbis, en este caso Pintuco®, haciendo un aporte que va más allá de la estética. Es claro que la pintura y el color no alimentan niños, ni educan, ni curan a los enfermos; pero la experiencia nos demuestra que hay una manera diferente de hacer las cosas y que si llevamos ese espíritu y ese color a otros escenarios de la vida, vamos a lograr transformaciones mucho más significativas”, puntualiza.

Por su parte, Mauricio Cadavid, Director Ejecutivo de Futuro para la Niñez, afirma que este proyecto es fundamental por surgir de la sociedad civil, de los mismos ciudadanos, buscando mejorar los entornos y las condiciones de vida de las comunidades, como lo fue este caso. “De ahí nuestra participación voluntaria haya consistido en contribuir a que los objetivos fueran comprendidos, en establecer confianza y credibilidad entre los habitantes de El Pesebre y los artistas, y en aprovechar la intervención física para generar sentido de pertenencia y cohesión social”.

zIMG_20170809_093948631

  

La obra: Ondas de Color

Según Tarik, el macromural se hizo de la mano de la comunidad, teniendo en cuenta lo que esta quería representar y ver en su barrio:

“Se llegó a un consenso para mostrar un futuro diferente, el cual representara tranquilidad, paz, armonía y unidad. Elementos que permitían ver un renacimiento, un nuevo futuro donde se respetara el medio ambiente y se rompiera con el pasado. He utilizado una gran cantidad de curvas para crear un ambiente tranquilo. Estas ondulaciones corren a través de las casas del barrio, creando un enlace total de las viviendas. La curva principal está hecha de diferentes capas de colores que van de azules a verdes. La tonalidad azul representa el agua, fuente de creación para la vida. Los verdes representan la ecología, el medio ambiente, nuestro hábitat. También estas curvas son una metáfora de la quebrada La Iguaná, pues siendo una fuente de vida que construye y da origen, también ha destruido y obligado a renacer. También he utilizado una amplia paleta de colores: claroscuro, frío, caliente y contrastes para representar las diferentes personalidades de la gente e identidades que vive el barrio. Al final, todas estas mezclas quieren mostrar las diversas almas y energías que allí habitan”.

zIMG-20170802-WA0018
Así, el arte hace presencia en El Pesebre con una característica muy particular: a diferencia de un artista que plasma sus ideas sobre un tapiz, en este proyecto hay un pilar que identifica a la obra: la concertación. Los vecinos se unieron para definir cómo querían expresar este arte y , con el artista y las entidades involucradas, se encargaron de entender todas estas conversaciones y plasmarlas en bocetos que finalmente fueron validados por la comunidad; así tomaron decisiones comunes sobre la expresión artística.

Fotos por:
– Corporación A Color
– Felipe Alarcón
– Gloria Londoño