Innovación Rural en La Sandalia

Innovación Rural en La Sandalia

2016/08/27

Desde el pasado 20 de agosto, la comunidad de Fredonia cuenta con el Centro de Innovación Rural La Sandalia, proyecto interinstitucional orientado a fomentar el emprendimiento social en las comunidades rurales de este municipio y de otros cercanos.

 

Con un emotivo acto en el que participaron representantes de la comunidad y de la administración municipal, de varias instituciones educativas, de las juntas de acción comunal y de las organizaciones que lideran o apoyan el proyecto, así como los jóvenes y las familias que participarán en la primera etapa, el pasado sábado 20 de agosto se hizo la instalación de la diplomatura en Formación Social para el Desarrollo Rural, con la que se hace realidad el Centro de Desarrollo Rural que a partir de entonces funciona en la finca La Sandalia, adyacente a las veredas Aguacatal, Naranjal Poblanco, La María, El Zancudo y El Calvario, en Fredonia (Antioquia), y que nace gracias a la unión de esfuerzos de varias entidades: Granjas Infantiles Jesús Obrero y Arquidiócesis de Medellín, Universidad Pontificia Bolivariana (sede Medellín), Corporación Universitaria Lasallista, Corporación Urrea Arbeláez, empresa Gustar SAS y Corporación Futuro para la Niñez.

Este primer proceso formativo beneficiará a 34 jóvenes que habitan en el municipio, estos últimos con sus familias, mediante un programa que contempla el desarrollo de valores, habilidades, conocimientos y prácticas relacionadas con tres áreas transversales: Emprendimiento Social, Formación del Ser y Prácticas Agropecuarias. Igualmente, a un grupo de jóvenes de las Granjas Infantiles Jesús Obrero, quienes realizarán pasantías con el mismo enfoque de formación integral.

En el proceso, que tendrá una duración de 152 horas de formación y 40 de trabajo autónomo y en el que se aplicará la metodología de aprendizaje experiencial propuesta desde Futuro para la Niñez, se contará con la orientación de varios profesionales de la Facultad de Ciencias Administrativas y Agropecuarias de la Corporación Universitaria Lasallista y de la Facultad de Educación de la Universidad Pontificia Bolivariana, así como con la guía y el acompañamiento social de los educadores comunitarios de nuestra Corporación.

La actividad realizada durante la instalación, contó con la participación de las comitivas de las instituciones que lideran el Centro. Por parte de las Granjas Infantiles Jesús Obrero y la Arquidiócesis de Medellín, Monseñor Armando Santamaría Ortiz. Por la Universidad Pontificia Bolivariana, sede Medellín, el Pbro. Julio Jairo Ceballos Sepúlveda, Rector de la institución, acompañado por los señores Luis Eduardo Gómez Álvarez, Vicerrector General; Gabriel Jaime Ángel Faraco, Vicerrector de Asuntos Administrativos y Económicos; Juan Carlos Rodas Montoya, Decano de la Escuela de Educación y Pedagogía, y Danny Múnera Barrera, Director de Análisis Financiero y Costos. Por la Corporación Universitaria Lasallista, el señor Cristian Alberto Cabra Martínez, Decano de la Facultad de Ciencias Administrativas y Agropecuarias, acompañado por la señora Luz Beatriz Urrego, Coordinadora de Proyección Social y por el señor José Julián Carvajal Correa, Coordinador de Gestión de Emprendimiento. Por la Corporación Urrea Arbeláez, la señora Carolina Duque Urrea y por la empresa Gustar SAS, el señor William Múnera. Por nuestra Corporación: el señor Antonio Puerta Zapata, miembro de la Junta Directiva; Darío Hincapié Ramírez, Director Ejecutivo; Fabio Enrique Giraldo Serna, Coordinador Metodológico; Gladis Cecilia Echeverri Rendón, educadora comunitaria encargada de los procesos que desarrollamos en Fredonia desde hace varios años, y varios miembros del equipo de educadores comunitarios y asesores que orientarán el diplomado.

Así mismo, asistieron en representación del municipio, la señora Elizabeth Pérez Carvajal, Alcaldesa encargada; el señor Nelson Alejandro Vallejo García, Secretario de Planeación; el señor José Fredy Valencia Zapata, Presidente del Concejo, y el señor Asdrubal Vanegas, asesor jurídico el municipio.

Además, estuvieron presentes miembros de las Juntas de Acción Comunal de las veredas beneficiadas: Álvaro Usma y Marta Cecilia Rendón, por la de Combia Grande; Nubia zapata, por la de El Zancudo; Marta Nelly Cardona, por la de El Calvario; Antonio Uribe, por la de Aguacatal; Janet Gallego y Zuleima Álvarez, por la de La María. También, el rector de la I.E. Edelmira Álvarez, Óscar Hernán Villegas, en compañía de varios docentes que han apoyado el Laboratorio de Emprendimiento Rural que acompañamos en la vereda El Zancudo; los señores Genaro López y Gustavo Palacio, en nombre de los líderes comunitarios; el finquero Raúl Londoño; el señor Mario Arango, administrador de la finca La Sandalia.

Con su asistencia y compromiso, y con la animada participación de los jóvenes y de los miembros de sus familias, no solo se dio inicio al diplomado, sino que quedó demostrado el interés por coordinar esfuerzos y trabajar mancomunadamente por el mejoramiento del tejido social, rural y económico del territorio, y por sacar adelante iniciativas que contribuyan desde la ruralidad, al desarrollo integral, social, humano y sostenible de la región y del país.

Representantes de la Arquidiócesis de Medellín, las Granjas Infantiles de Jesús Obrero, la Corporación Urrea Arbeláez, la  empresa Gustar SAS, la Universidad Pontificia Bolivariana, la Corporación Universitaria Lasallista y la Corporación Futuro para la Niñez, durante la instalación de la primera promoción de la diplomatura en Formación Social para el Desarrollo Rural.

 

Algunos de los 44 jóvenes que se formarán en el ser, el saber, el hacer y el estar, durante la diplomatura.

 

Un gran mural, donde todos los asistentes dejaron marcadas sus manos, sella el compromiso de la administración municipal, las Juntas de Acción Comunal, los finqueros, los líderes comunitarios, las empresas presentes en la zona, las instituciones que lideran el Centro y las comunidades, por trabajar por mejorar la calidad de vida en la ruralidad, pensando en las nuevas generaciones, en el futuro de la niñez.

 

La siembra y la adopción de 32 plantas por parte de los jóvenes, se cerró el acto, para simbolizar el compromiso que adquieren con la ruralidad.

 

Leer más sobre el Centro de Innovación Rural y sus proyectos