Emprendimiento Social llega a nuevos municipios

Emprendimiento Social llega a nuevos municipios

2017/07/01

     

Gracias a la Fundación Bolívar Davivienda, nuestros Laboratorios Rurales de Emprendimiento Social llegan a 90 jóvenes de los municipios de Jardín, Ciudad Bolívar y Andes, en el suroeste antioqueño, para que sus potencialidades, capacidades e ideas les permitan contribuir a mejorar las condiciones de vida propias y las de su comunidad.

 

La Fundación Bolívar Davivienda cofinancia proyectos de alto impacto liderados por diferentes organizaciones sociales, con el propósito de desarrollar capacidades en diferentes grupos poblacionales y fortalecer el tejido social en municipios del país.

En su pasada convocatoria “Proyectos de Vida para adolescentes y jóvenes”, nuestro programa Laboratorios Rurales de Emprendimiento Social fue elegido para ser desarrollado entre el 23 de enero y el 23 de noviembre de 2017, con tres grupos de jóvenes, en su mayoría desescolarizados o en riesgo de serlo, en los municipios de Jardín, Ciudad Bolívar y Andes, en el suroeste antioqueño.

En acuerdo con las administraciones municipales, se eligieron tres lugares considerando que en ellos hubiera poca oferta de programas sociales o institucionales: uno en el corregimiento Santa Inés, de Andes (a una hora y media de la cabecera municipal), otro en la vereda Santa Gertrudis de Jardín (también a una hora y media del casco urbano) y otro más en el Corregimiento Alfonso López de Ciudad Bolívar (a una hora).

En febrero, nuestro equipo realizó una visita de reconocimiento por los territorios, en la que se hicieron encuentros de sensibilización con líderes, docentes y representantes de las alcaldías y la comunidad, para que ellos mismos se responsabilizaran de la convocatoria, y el primero de marzo comenzó el proceso de caracterización de los participantes (en promedio, 30 por cada grupo) y el proceso formativo de 160 horas (encuentros entre 4 y 7 horas cada uno).

Así, con diversas actividades vivenciales y participativas, como recorridos pedagógicos, pasantías, talleres lúdicos, la realización de una campaña de permanencia en el campo y los encuentros con diversos actores políticos y sociales de los municipios, se espera que los jóvenes comprendan y dimensionen la importancia del emprendimiento social para ellos mismos, sus familias y comunidades; que mejoren sus relaciones interpersonales; que evidencien cambios actitudinales frente a la vida y a su relación con su entorno; que valoren positivamente la permanencia en el campo y que sean capaces de idear propuestas para la solución de necesidades colectivas o para el aprovechamiento de las potencialidades y oportunidades del entorno.